viernes, 20 de abril de 2018

MONODOSIS PARA GLAUCOMA



John Thygesen, MD , del Departamento de Oftalmología, Servicios de Glaucoma en Copenhague, Rigshospitalet, Hospital Universitario de Copenhague, Copenhague, Dinamarca, ha realizado un trabajo  
Los conservantes utilizados en los medicamentos tópicos para el glaucoma tienen una plétora de efectos tóxicos bien descritos en la superficie ocular. Dicha toxicidad ocular se manifiesta clínicamente como enfermedad de la superficie ocular (OSD), y se ha confirmado en ensayos clínicos epidemiológicos, prospectivos y estudios en los que los pacientes pasan del tratamiento tópico sin conservante al conservante.

Tal toxicidad tiene implicaciones no solo para la tolerabilidad, sino también para la adherencia y la persistencia con la terapia que se sabe que es pobre en el glaucoma. La medicación para el glaucoma ahora está ampliamente disponible en formulaciones libres de conservantes, y surge la pregunta de qué pacientes deberían recibir terapia de glaucoma sin conservantes en lugar de medicamentos con preservativo agregado.
Se puede plantear un caso para varias subpoblaciones de pacientes que podrían beneficiarse particularmente de la medicación sin conservantes: pacientes con OSD existente, pacientes de mayor edad, pacientes adultos más jóvenes,  mujeres(por causa hormonal), pacientes pediátricos y juveniles, pacientes que trabajan en entornos con aire acondicionado o quienes utilicen pantallas electrónicas con frecuencia, pacientes con factores de riesgo médicos para OSD, pacientes en quienes la cirugía trabecular pueda estar indicada en el futuro, usuarios de lentes de contacto, tal vez pacientes con etnia asiática y pacientes con glaucoma severo o refractario al tratamiento.


Si bien se podrían formular argumentos para seleccionar pacientes para la medicación sin conservantes sobre la base de su riesgo existente de OSD, colectivamente, estos pacientes forman una proporción significativa de la población de pacientes con glaucoma como un todo y, en ausencia de cualquier costo adicional o positivo la indicación de un medicamento con conservante agregado no es apropiado, y la medicación para el glaucoma sin conservantes para todos los pacientes parece ser una estrategia apropiada.


Estamos absolutamente de acuerdo, y así venimos haciéndolo desde hace años. Cuando la superficie corneo-conjuntival está afectada, nunca usamos colirios para glaucoma, siempre unidosis.
OFTALMÓLOGO ESTEPONA

lunes, 16 de abril de 2018

OCT GLAUCOMA IV



Os adjunto las últimas tomografias de capa de fibras nerviosas, junto a espesores, las cuales nos orientan y aclaran el diagnóstico o no de glaucoma.








En algunos estadios iniciales, la campimetría no nos es útil, y no completa el estudio.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA


jueves, 12 de abril de 2018

CELULAS IPs Y AA147



  
Células madre para tratar la acromatopsia (Science Signaling)

Las personas que heredan una versión mutada del gen ATF6 nacen con una fóvea deformada o ausente, la región ocular responsable de una visión aguda y detallada. Desde el nacimiento, su visión está severamente limitada, y no hay cura. El investigador Jonathan Lin, profesor asociado de Patología en la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego y el Shiley Eye Institute, en Estados Unidos, y su equipo han relacionado el ATF6 a este tipo de trastorno de la visión hereditario.

Ahora, en un estudio publicado este martes en Science Signaling, el equipo de Lin descubrió que una sustancia química que activa ATF6 también convierte las células madre derivadas del paciente en vasos sanguíneos.



"Queríamos ver si había una forma de corregir este defecto del gen para restaurar la función y ayudar a estos pacientes con dificultades de visión y ceguera -indica Lin-. Pero resulta que nuestros hallazgos también podrían ayudar a avanzar en el desarrollo de nuevos tratamientos para otras enfermedades causadas por la falta de suministro de sangre a un órgano, como ocurre en el ictus y el infarto de miocardio".

La proteína ATF6 es un factor de transcripción, lo que significa que ayuda a "desactivar" o "encender" otros genes, según lo que necesite la célula. ATF6 se activa normalmente cuando la célula está bajo estrés debido a la acumulación de proteínas desplegadas o mal plegadas. El equipo de Lin descubrió anteriormente que ATF6 está naturalmente "conectado" durante el desarrollo de células madre.



Después de que el equipo de Lin publicara por primera vez la relación entre el gen ATF6 y este tipo de pérdida de visión hereditaria, conocida como acromatopsia o distrofia de conos y bastones, hace unos años, las personas con estas afecciones comenzaron a contactarles desde todas partes del mundo. 

Muchos nunca habían sabido la causa de sus problemas de visión y estaban ansiosos por ver si tenían una copia mutada del gen ATF6 y por contribuir a la investigación que profundizaría en la comprensión de la enfermedad y los esfuerzos por encontrar un tratamiento.

Para este último trabajo, los autores recolectaron muestras de piel donadas de una familia que vivía en Nueva York, Estados Unidos. Tres niños de esta familia nacieron sin un funcionamiento completo de los genes ATF6. Los investigadores marcaron las células de la piel hacia atrás, en términos de desarrollo, para producir células madre pluripotentes inducidas (iPSCs), un tipo especial de célula que puede auto-renovarse, hacer más iPSCs y diferenciarse, especializándose en casi cualquier otro tipo de célula.



Mientras tanto, los colaboradores del Instituto de Investigación Scripps examinaron millones de compuestos químicos, utilizando tecnología robótica para probar sus habilidades para activar ATF6. 

Encontraron diez compuestos que parecían prometedores y se los dieron al equipo de Lin para analizar las células madre. "No estábamos seguros de qué esperar -recuerda el investigador-. Solo esperábamos que uno de estos compuestos tuviera algún tipo de efecto positivo".

Es por eso que el equipo se sorprendió particularmente cuando vieron los efectos de uno de estos compuestos, conocido como AA147. El tratamiento con el compuesto AA147 no solo activó ATF6 en las células madre, sino que también alteró la ruta de diferenciación de las células. AA147 dirigió las células madre para desarrollarse principalmente en células endoteliales, que son esenciales para la formación de vasos sanguíneos.

"Normalmente, las células madre se diferencian en muchos tipos de células diferentes y es difícil lograr que produzcan una buena cantidad de un tipo de célula específico", explica Lin. "Sin embargo, después del tratamiento con AA147, alrededor del 70% del cultivo se convirtió en células endoteliales que podían formar vasos sanguíneos. Esa es la forma más eficiente de producir vasos sanguíneos de forma experimental".



Lin advirtió que AA147 aún no es una "medicación de buena fe" por muchas razones. Primero, los efectos que vieron hasta ahora solo han sido replicados en células que crecen en laboratorio, usando altas concentraciones de AA147. Ahora, están desarrollando nuevas generaciones del compuesto que son más potentes en dosis más bajas. En última instancia, AA147, o alguna versión del mismo, necesitaría someterse a ensayos clínicos de seguridad y eficacia antes de poder ser utilizado potencialmente para tratar pacientes.



Mientras tanto, el estudio proporciona nueva información valiosa sobre el papel de ATF6 en el desarrollo humano y cómo su mal funcionamiento puede conducir a la ceguera.

Hay grandes esperanzas en este tipo de trabajos. Nuestra enhorabuena.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA



jueves, 5 de abril de 2018

IGUAL QUE HACE 20 AÑOS



El 68% de la población desconoce que el daño en el nervio óptico es el factor determinante del glaucoma

Un 68% de las 400 personas encuestadas por Fundación IMO, con motivo de la Semana Mundial del Glaucoma, desconoce que el daño en el nervio óptico es el factor clave para el diagnóstico de la enfermedad, incluidos los pacientes y familiares afectados.

Asimismo, la mayoría de encuestados otorga este papel a la presión intraocular elevada, considerada como decisiva por un 73% del total. De hecho, un 47% cree que sufrir hipertensión ocular es sinónimo de tener glaucoma, mientras que el 26% restante asocia la presión intraocular elevada a otros aspectos como el propio daño en el nervio óptico o el ángulo ocular estrecho.



"La condición 'sine qua non' para que se desarrolle esta enfermedad es que el nervio óptico esté afectado, perdiendo progresivamente sus fibras nerviosas", han argumentado los especialistas del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), para informar de que este proceso de muerte neuronal precoz de las células ganglionares de la retina, cuyos axones forman el nervio óptico, tiene como principal factor de riesgo la hipertensión ocular, "pista" para explorar "más detenidamente" a muchos pacientes.

Por ello, en la sesión informativa “Glaucoma: Más allá de la presión intraocular”, los especialistas han explicado los puntos básicos de la patología e incidieron en la importancia de su diagnóstico precoz, advirtiendo que el daño en el nervio óptico no suele dar síntomas hasta fases avanzadas.

"Detectar el glaucoma a tiempo es lo más importante para controlar la enfermedad e intentar detener su avance, así como la consiguiente reducción progresiva el campo visual, que inicialmente pasa desapercibida a muchos pacientes".



Los exámenes oculares rutinarios a partir de los 40 años y especialmente en caso de tener factores de riesgo son la principal herramienta frente al glaucoma. Por este motivo, la campaña preventiva impulsada por Fundación IMO, con el apoyo de ópticas y farmacias, también incluyó revisiones gratuitas a medio centenar de personas en situación de riesgo de desarrollar glaucoma.

Estas revisiones en la Unidad de Diagnóstico Precoz del IMO permitieron diagnosticar glaucoma o sospecha de la enfermedad en una cuarta parte de los pacientes, a quienes se recomendó acudir de nuevo al oftalmólogo para iniciar el tratamiento oportuno o hacerse pruebas complementarias que confirmen la patología.



Por otro lado, se detectaron factores que pueden desencadenar la enfermedad a otro 31% de los pacientes, por lo que, en total, se aconsejó seguimiento oftalmológico estricto al 57% de las personas visitadas .

Respecto a los factores de riesgo, el mayoritario entre los revisados fue la hipertensión ocular (43%), como ocurre en la población general, aunque también se encontraron varios casos de ángulo ocular estrecho (33%), además de alta miopía y uveítis (patologías que también puede aumentar la predisposición a sufrir glaucoma).

Además de someterse a revisiones periódicas para identificar precozmente el glaucoma, otro aspecto en el que pueden incidir los pacientes a quienes se diagnostica la enfermedad es el cumplimiento del tratamiento prescrito.



Y a pesar de todo ello, en nuestros alrededores, seguimos igual que hace 20 años. Que pena…

OFTALMÓLOGO ESTEPONA

jueves, 15 de marzo de 2018

TENSION NORMAL ?



Recursos diagnósticos en la detección de glaucoma
Evaluación de la eficacia de la OCT y SWAP para distinguir entre pacientes normales, con sospecha de glaucoma y con diagnóstico seguro de glaucoma.

Actualmente, el glaucoma se define como una alteración de la integridad estructural o funcional del nervio óptico que provoca cambios atróficos característicos en el nervio óptico, y la capa de fibras nerviosas retiniana asociados con cambios en el campo visual, con y sin aumento de la presión intraocular (PIO). Como el daño es, en general, irreversible, es de suma importancia su pronta detección. Se requiere el estudio de la cabeza del nervio óptico y capa de fibras nerviosas retiniana tanto para el diagnóstico como para el seguimiento del glaucoma.



Los cambios en la cabeza del nervio óptico y capa de fibras nerviosas retiniana frecuentemente son previos a la aparición del defecto del campo visual en la perimetría automatizada estándar. 

Lamentablemente, la alteración en la capa de fibras nerviosas retiniana es difícil de identificar en un examen clínico. Por lo tanto, los estudios destinados a la medición de estas estructuras facilitan el diagnostico definitivo.



La tomografía de coherencia óptica (OCT) es un método no invasivo mediante el que se pueden obtener imágenes de alta resolución de los segmentos anterior y posterior del ojo, y que permiten la evaluación cuantitativa de las distintas capas.

La perimetría automatizada de onda corta (SWAP) es más sensible al glaucoma incipiente que la perimetría estándar. El objetivo del presente estudio fue evaluar el rol y capacidad de diagnostico de OCT y SWAP para distinguir entre ojos normales, con sospecha de glaucoma y glaucomatosos.

En el presente estudio prospectivo, consecutivo, aleatorizado y controlado participaron 70 pacientes (140 ojos) divididos en tres grupos: A) 10 voluntarios sanos, B) 30 pacientes con sospecha de glaucoma y C) 30 pacientes con diagnóstico de glaucoma.



El glaucoma primario de ángulo abierto es incurable en la actualidad, pero los especialistas coinciden en que su diagnóstico precoz y tratamiento son esenciales para controlar la patología y reducir la pérdida de visión. El diagnóstico de glaucoma requiere el estudio de la historia clínica del paciente, características clínicas, incluyendo evaluación de la función visual y estudio por imágenes.

La OCT es una herramienta de estudio objetiva que proporciona información cuantitativa sobre el espesor de la capa de fibras nerviosas retiniana. Asimismo, no existe efecto del error refractivo o birrefringencia corneal en la información de la OCT.

En el presente estudio, hubo una diferencia significativa en el espesor de la capa de fibras nerviosas retinianas entre el grupo de control, el grupo con glaucoma y el sospechoso de glaucoma. Estudios anteriores han demostrado que el espesor de la capa de fibras nerviosas retiniana medido por OCT es una inmejorable herramienta (hoy) para diferenciar entre ojos con y sin glaucoma. En estudios recientes se demostró que la capa inferior es el mejor parámetro para distinguir los ojos con y sin glaucoma.




Los resultados del presente estudio mostraron que existe una buena correlación entre OCT y SWAP.
Tanto el espesor de la capa de fibras nerviosas retiniana medido mediante OCT como los índices de SWAP son herramientas útiles para discriminar entre ojos con glaucoma, con sospecha de glaucoma y ojos normales. SWAP fue superior que la perimetría automatizada estándar para detectar los cambios glaucomatosos en el grupo con sospecha de glaucoma.

En el día a día de consulta, la sabíamos, lo sabemos, y un trabajo más aporta más clarividencia al respecto.



No existe glaucoma con OCT normal. Y algunas normo-tensiones conviven con glaucomas; normalmente esto último es más agresivo.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA



sábado, 10 de marzo de 2018

OTRA CAMPAÑA ?




La mitad de los pacientes con glaucoma no saben que están afectados por la enfermedad


Se calcula que el 50% de los pacientes con glaucoma no sabe que lo padece. Solo en el caso de un ataque de glaucoma agudo, "el ojo se pone rojo y aparece un dolor muy intenso, que puede ir acompañado de visión borrosa, náuseas y vómitos", según el responsable de la Unidad de Glaucoma en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Pablo Rodríguez Calvo.

En fases tempranas de esta enfermedad, que afecta al nervio óptico, por acumulación de fluido en la parte anterior que aumenta la presión intraocular y puede afectar a la visión e incluso llegar a la ceguera si no es tratado, el paciente puede "no experimentar síntomas y, en consecuencia, no es consciente de que padece la enfermedad", han explicado desde la entidad.



En cambio, cuando se encuentra "más avanzada puede llegar a condicionar de forma significativa el día a día" de la persona debido a limitaciones en su capacidad visual que puede implicar dificultades en la lectura o tener que dejar de conducir, lo que implica reducción de la calidad de vida.

Por otro lado, el doctor ha explicado que en el caso del glaucoma, la prevención es "particularmente relevante, ya que se va perdiendo la visión periférica de forma lenta y progresiva", ya que si el paciente "no percibe ese deterioro, puede llegar a perder totalmente la visión".

De igual modo, ha indicado que "paulatinamente la población está acostumbrándose a realizar sus revisiones con el oftalmólogo a edades más tempranas, lo cual permite tratar el glaucoma de forma precoz y controlar sus consecuencias".



No obstante, también lamenta que aún haya pacientes que no acuden hasta que empiezan a notar los efectos de la enfermedad, ya que estima que en España, hay un millón de personas que padecen esta enfermedad.

En la mayor parte de los casos, "la pérdida de visión puede ralentizarse si la enfermedad se trata a tiempo", ha explicado director médico del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, Luis Fernández-Vega.

Además, destaca la importancia de "tener un hábito de vida saludable y evitar el consumo de tabaco, obesidad y el sedentarismo, pues aumentan el riesgo de desarrollar glaucoma, primera causa de ceguera irreversible en personas mayores de 60 años".



Otros factores de riesgo de padecer glaucoma pueden ser antecedentes familiares; personas de origen africano y asiático; personas con altas miopías o como consecuencia de la evolución de otras patologías, que pueden ser tanto oculares como sistémicas.

Entre las primeras, destaca la uveítis, alteraciones de la retina, alteraciones del cristalino, tumores intraoculares o el desprendimiento de tejido de las diferentes estructuras del interior del ojo.
Respecto al tratamiento, ha explicado que "al tratarse de una enfermedad crónica, el tratamiento es de larga duración y es muy importante el cumplimiento del mismo para conservar la visión y mantener la calidad de vida".

A su vez, se puede disminuir esta presión mediante fármacos, tratamientos con láser o cirugía; "con ello se consigue ralentizar o incluso llegar a detener la progresión del glaucoma".



En cuanto a la cirugía, destacan los nuevos procedimientos quirúrgicos pues reducen el tiempo de intervención y logran que el paciente se recupere antes.

En concreto, la cirugía mínimamente invasiva del glaucoma presenta numerosas ventajas, pues "se han desarrollado multitud de pequeños dispositivos implantables que ayudan al filtrado del humor acuoso y a la reducción de la presión intraocular, con escasa manipulación quirúrgica y un buen perfil de seguridad".



No nos cansaremos de facilitar campañas de detección del glaucoma. Llevamos así mas de 30 años, y seguiremos. Con la adquisición de una OCT, es más facil y mejor, pues nos adelantamos a la enfermedad, y eso es muy provechoso para nuestros pacientes.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA